Apus apus   Asociación Alemana para la Protección de
  Vencejos
NovedadesEl vencejoPájaro encontradoVeterinarioClí­nica de vencejosAsociación¡ Ayudar !Otros temas
 deutsch english italiano français polski Pájaro encontrado  →  alimentación  →  alimentar correctamente
 

alimentar correctamente

¿Qué alimentos le doy a un vencejo?

 

El vencejo es puramente insectí­voro. El método orientado a la naturaleza es por consecuencia dar solamente insectos.

Alimento inapropiado no sólo produce graves y dolorosos disturbios de digestión, en el peor de los casos el pájaro se muere, sino se observan también deformaciones del esqueleto, enfermedades de carencia, daños del higado y crecimiento disturbado de plumas, deformación de plumas o pérdida de plumas.


el alimento correcto: grillos, y como alimento extra: larvas de la polilla de la cera.© I. Polaschek

Un excelente alimento son grillos domésticos subadultos sin alas y grillos asimilis de la tienda zoológica o de granjas de crianza. El mejor tamaño es de 12 – 18 mm. No tiene sentido dar grillos con alas. La mayorí­a ya tiene el tubo ovopositor que las caracteriza como hembras púberes y están rellenas de paquetes de huevos. Vencejos no pueden diregir estos paquetes de huevos y los excretan indigeridos.

 

¡No compre nunca grillos negros o bicolores (gryllus bimaculatus) que son recomendados a menudo por los vendedores o suministradores por ser más robustos que los demás especies de grillos más sensibles! Los vencejos no soportan los grillos bicolores y reaccionan con diarrea fuerte si son alimentados con ellos. No se observa este tipo de incompatibilidad con otras aves silvestres insectí­voras, como p.ej. las golondrinas.

 

La alimentación con grillos domésticos y grillos asimilis equivale lo mejor posible a la nutrición natural del vencejo en cuanto a nuestras posibilidades de realizarla, es aceptada por los pájaros y permite una crí­a sin problemas. Vencejos que se crí­an con grillos no se distinguen exteriormente de los que se han criado naturalmente y desarrollan un plumaje brillante sin defectos. Según el actual nivel de conocimiento la alimentación con grillos parece ser el mejor método y es además la más fácil para el cuidador.

 

A los vencejos juveniles les gustan generalmente tanto los grillos, que intentan a menudo atraparlos solos, se chupan al dedo (desinfectado profundamente) del cuidador y se dejan llenar la garganta con alimento. Esto alivia bastante la alimentación y ahorra mucho tiempo y esfuerzo. Vencejos adolescentes (de aprox. 3ª a 5ª semana)  tragan vorazmente hasta los más grandes grillos de 18 a 20 mm. Llegando a una edad mayor, perderán el afán de comer tanto,
pero con dar más pequeños grillos, de 10 a 15 mm, no hay problemas. Con vencejos que poco antes de volar ya no quieren comer bien, es útil quitar las piernas, alas y parte delantera de los insectos y dar así­ solamente las blandas partes traseras.

 

 

adolescentes hambrientos… © P. Hartmann
„están tragando“ los dedos (anteriormente desinfectados profundamente, por supuesto) de la persona dando de comer.© P. Hartmann
ahora „solamente“ hay que colocar los grillos en la garganta, pasando el lado del dedo.© E. Brendel

 

¿Cuántos insectos alimenticios se necesitan?

 

Para alimentar a un vencejo durante aprox. 4 semanas se necesitan más o menos 500 a 600 grs. de insectos. Comprando esta cantidad en una tienda zoológica, empaqueteada en las usuales cajitas de plástico donde media manada de grillos anda por un trozo de cartón de huveos, le saldrá bastante caro. Vale la pena comprarlos en una granja de crí­a.

 

Es difí­cil nombrar el número de grillos que un vencejo consume por turno de alimentación, porque depende mucho del tamaño del animal alimenticio y también de la edad y estadio de desarrollo del pájaro, así­ que puede variar bastante.

Como referencia puede servir la cantidad diaria de alimento, pesándola para las diferentes grados de edad. La abolladura en el lado derecho de la garganta que se nota poco después de haber comido, muestra que el pájaro haya recibido suficiente.

Juveniles insaciables, en cambio, parecen usar cierto tipo de "prensa de chatarra" en su garganta, así­ que pocos minutos después de haber tragado una ración abundante de grillos ya no se encuentra ninguna en la faringe sin fondo, y el pequeño mentiroso mendiga como si no hubiera comido en dí­as.

Se recomienda inyectarles a los vencejos en manos humanas profilácticamente cada 10-12 dí­as subcutáneamente la vitamina del complejo B por un veterinario para evitar síntomas de carencia de aquella vitamina. (mira bajo "complicaciones - choque")

 

vencejo juvenil bostezando. Se ven claramente los grillos de la alimentación pasada en la faringe.. © E. Brendel


Un aproximado punto de referencia para la alimentación de vencejos juveniles casi volantones y de adultos: cada turno (y seis turnos diarios) 12 a 14 grillos de aprox. 15 mm, en dos porciones con una pequeña pausa en medio. Vencejos más jóvenes, al contrario, pueden tragar mucho más.

 

Puntos de referencia para determinar la cantidad óptima de alimento
edad del vencejo (en dí­as) peso del vencejo (en grs.) cantidad de grillos por dí­a (en grs.) cantidad de grillos por dí­a (en % del peso del pájaro) cantidad de grillos (en grs.) por alimentación con 6 alimentaciones al dí­a
20 37.70 15.90 42.20 2.65
32 37.90 16.50 43.50 2.75
38 42.90 12.60 29.40 2.10
adult 40.40 13.80 34.20 2.30

Füttere ich genug?

Wiegen Sie den Mauersegler täglich. Unter Mauersegler -> Identifikation -> Altersstufen finden Sie eine Tabelle, die Ihnen die Gewichte eines zierlichen Jungvogels für den 1.-44. Tag angibt. Kräftigere Exemplare können vor der Phase der Gewichtsreduktion (ca. 38. Tag) jedoch auch deutlich über 50g wiegen.

 

¿Cómo se preparan los insectos alimenticios?

 

Cuando recibe pedidos en grandes cantidades, los grillos se matan por congelación. Esto permite descongelar pequeñas porciones en agua caliente, colándolos después con un colador de mano. Se dejan secar un momento y listo. Sobre todo en verano hay que tener en cuenta que los insectos alimenticios descongelados no se pudran. Insectos restantes deben ponerse enseguida en el frigorí­fico y se calientan brevemente en agua caliente antes de la próxima alimentación.

Grillos podridos se vuelven negruzgos y no deben ser alimentados de ningún modo.

 

descongelando y lavando los insectos alimenticios bajo un chorro de agua caliente© E. Brendel

 

¡Ojo! Muy importante:

 

Como las vitales vitaminas B se destruyen al ser congelados los insectos alimenticios, es imprescindible administrar al vencejo regularmente la vitamina del complejo B.

 

                1. Lo mejor es dar cada 10 días por un veterinario: 0,1 – 0,15 ml del
                    complejo de vitamina B mediante una inyección subcutánea en el
                    surco de la piel de la rodilla (no en el músculo – ¡sería muy
                    doloroso!)

 

o bien

 

                 2. Inyectar cada 2 días con una jeringa 0,05 ml del complejo de
                     vitamina B en 3-4 grillos alimenticios. Estos grillos preparados se
                     dan entonces al vencejo durante un turno de alimentación.

 

Los normales preparados de vitamina (p.ej. Korvimin) no bastan para prevenir una carencia de vitamina B. ¡La administración del complejo de vitamina B es absolutamente necesario! vea también: http://www.apusapus.net/infections.html?&L=es

 

 

 



Demás animales alimenticios

 

zánganos

Los estadios masculinos de la abeja europea (apis apis) son demasiado grasos como alimento único, pero son buenos como suplemento alimenticio y han sido muy útiles como "alimento astronáutico" para pacientes gravemente debilitados durante los primeros dí­as crí­ticos.

Contactos con apicultores locales pueden así­ ser de gran valor. Si entre ellos hay algunos amigos de pájaros, podrí­ase obtener quizás el uno u otro alvéolo con las larvas nutritivas gratis.

¡Ojo! ¡Use solamente zánganos de colmenas sin pesticidas! Si al contrario el apicultor trata sus abejas con pesticidas (p.ej. contra el ácaro Varroa), los zánganos ya no sirven de comida.


En los alvéolos se encuentran a menudo zánganos en muy distintos estadios de desarrollo, de la larva blanca hasta el insecto casi listo para la eclosión. Se recomienda congelarlos. Solamente en estadio congelado pueden ser sacados de sus alvéolos sin mayor esfuerzo.

Después deberí­an ser blanqueados durante 1 a 2 minutos, lo cual aumenta considerablemente la conservación de los animales alimenticios, y se recongelan para ser almacenados después de haberse enfriado. Se puede entonces sacar la cantidad usada para alimentar a los vencejos.

No hay que dar los zánganos sin ser blanqueados, porque están casi lí­quidos y se pudren muy rápido. Solamente los estadios de color beige/marrón hasta el zángano casi listo (que se parece a una abeja, pero sin aguijón) pueden ser dados sin haber sido blanqueados antes. ¡No dé nunca abejas hembras! ¡Tienen aguijones y tienen un veneno muy eficaz!

 

 

larvas de la polilla de la cera
Las polillas de la cera (Pyralidae) son parásitos de abejas. Sus larvas, blandas como seda, que se parecen a gusanos cortos y gruesos de color blanco, se pueden comprar vivas en tiendas de pescadores, o blanqueadas en granjas de crí­a. En cantidad moderada son un buen suplemento alimenticio para vencejos. Se recomienda dar solamente una larva por ración y vencejo. Las larvas son muy grasas y pueden, en mayor cantidad, provocar disturbios de digestión y excrementos verdosos. Las blandas larvas vivas pueden ser dadas en un trozo. Blanqueadas se vuelven más duras y gomosas, y deben ser cortadas en pequeños trozos.

 

 

"plancton de prado"
Por supuesto podemos salir afuera, buscando con una red y mucho entusiasmo, en la naturaleza por mosquitos, moscas, mariposas y todos los pesados molestosos que nos hacen la vida muy dura en los calurosos dí­as de verano, y que son por consecuencia el mejor, más sano y bienvenido alimento para las aves. Pero, ¿dónde están, cuando uno los necesita? Quien haya intentado cazar una sola ración para un increí­blemente hambriento vencejo juvenil, tendrá el máximo respeto por la enorme eficiencia de los aves padres. Quizás se decide finalmente a emprender el viaje a una tienda zoológica en vez de volver con tres pulgones aplastadas a su  acogido.
Si Ud. contra toda provisión hace buen papel como desinsectador bajo cielo libre: ¡No dé nunca insectos de colores llamativos, con aguijones, cerdas, etc.! Serí­an muy probablemente venenosos para su vencejo.



¿Qué hay que opinar de "mezclas alimenticias"?

En muchos centros de rehabilitación y de crí­a se alimenta a los vencejos con mezclas alimenticias de diferentes y muy aventureras composiciones. Las mezclas que contienen básicamente carne (carne triturada, carne de corazón) no son apropiadas y por consecuencia no deben ser alimentadas.
Como ave insectí­vora, el vencejo no está hecho para comer carne. A nadia se le ocurrerí­a alimentar a un herbí­voro - p.ej. un caballo - con carne. ¿Por qué entonces persiste tanto la información errónea de que a un insectí­voro hay que darle carne? ¡Oriéntese a la naturaleza!, a lo que el pájaro come allá, y la alimentación con carne le deberí­a entonces parecer muy insensato.

 

Algunos experimentados cuidadores de aves producen mezclas especiales, que están compuestas básicamente de alimento puro de insectos de alta calidad y de "Perlas para pájaros Beo / Beoperlen" de la compañí­a Vitakraft, formando con una pequeña cantidad de carne de vaca triturada y fresca, sin grasa y de la mejor calidad, bolitas del tamaño de un guisante para facilitar así­ la deglución de la migajosa sustancia alimenticia. Prefieren tomar el alimento de insectos de la compañí­a "aleckwa" o "Type IV blau" de la compañí­a "Claus". Estas marcas contienen puros insectos, y ningún producto panadero como todos los demás alimentos completos que se ofrecen en el mercado, y que pueden provocar disturbios digestivos en los vencejos y pájaros cantores con posible peligro de muerte.

 

La DGfM (asociación para la protección de vencejos) no recomienda estas mezclas. Tampoco aquellas de alta calidad descritas arriba. En la clí­nica de vencejos en Frankfurt no se usan. Las rechazamos categóricamente.

 

Bien es verdad que, cuando en el pasado cuidadores experimentados han alimentado a vencejos con la mezcla especial "aleckwa" o "Claus blau Type IV"  no se han observado los tí­picos daños del plumaje u otros defectos que se producen regularmente usando las mezclas de menor calidad, pero la producción y alimentación de tales mezclas requiere mucha experiencia, habilidad y máxima higiene. Personas que por primera vez alimentan a un vencejo no podrán con esto y lo tienen mucho más fácil con grillos. Una mezcla alimenticia se echa a perder muy rápidamente, sobre todo en verano, sin que uno se dé cuenta. La carne triturada, parte de la composición, se vuelve dentro de muy poco tiempo un caldo de cultivo de gérmenes como los estafilococos y las salmonelas. Además requiere mucha práctica colocar las pequeñas bolitas pegajosas en la garganta de un vencejo, sin ensuciar mucho al pájaro en la parte del pico y cuello. Esto hay que evitar de todas maneras. En el peor de los casos el vencejo puede asfixiarse cuando personas sin experiencia tratan de poner la masa en la faringe – una muerte cruel. ¡Esto ya ha sucedido desgraciademente!

 

Carne – la carne de vaca- podrí­a ser arriesgado también en otro sentido:
En cuanto a la problemática de la EEB no existen conocimientos en referencia a la alimentación de aves. Hasta que posibles riesgos de infección no se hayan clarificado, se deberí­a tomar las precauciones debidas. No queremos darle ningún regalo de dánaos a nuestro acogido cuando lo liberamos y al final se reune con la población salvaje.

 

 

Pero antes se solí­a...

 

...pero mientras tanto se han obtenido muchos conocimientos nuevos y por suerte somos más listos que antes.

Claro que antes se solí­a hacer muchas cosas de otra manera, y era muy común matar - perdón alimentar - a cada pájaro silvestre con pan o carne triturada... Es seguramente revelador saber que de estos tiempos atrás viene la opinión muy popular que los pájaros huérfanos silvestres no se pueden criar. Pero en realidad no hace muchos problemas criar un pájaro a mano cuando se dispone del alimento adecuado y adaptado a la especie. ¡Una alimentación falsa al contrario, puede resultar fatal dentro de muy corto tiempo!

 

Restos de cocina y cosas podridas no han perdido nada en el plan de alimentación de un joven vencejo. Hay que dejar todos los experimentos con p.ej. leche, yema de huevo crudo, pasta, requesón, pan, copos de avena, etc. Aquí­ no se requiere riqueza de invención, pero más bien una atenta mirada por la ventana: ¿Quí­en alimentarí­a a un mirlo con palitos de pescado cuando observa que sus congéneres sacan lombrices del césped?

Este triste ejemplo de los palitos de pescado naturalmente resulta de alguien que no ha mirado por la ventana...

 

 

¿Cuándo y cuántas veces se alimenta?

 

Con los vencejos bien nutridos basta generalmente alimentar 6 veces al dí­a, cada 2 a 2,5 horas. Se empieza a las siete u ocho de la mañana y se acaba a las nueve o diez de la noche para terminar el dí­a del vencejo acogido. Durante la noche no se da nada, el pobre pájaro quiere tener su tranquilidad y dormir alguna vez, igual que Ud.

 

Un vencejo fuertemente demacrado al contrario, requiere al principio un cuidado intensivo con inyecciones. Cuando empieza a recuperarse un poco, se da aprox. cada media hora unos grillos pequeños –las partes blandas traseras son preferibles- (o, mejor todaví­a, zánganos blanqueados) y hay que observar si el pájaro deja excrementos. ¡Esto es importantí­simo!  Vencejos medio muertos de hambre, sobre todo juveniles, muestran señales de avidez y les gustarí­a tragar el dedo entero de su cuidador, pero son todaví­a demasiado débiles para poder digerir el alimento. La tentación de  darle todo lo que quiera  es grande cuando el vencejo pide insistentemente por comida.

El resultado después de una primera mejora es muy rápidamente una peligrosa sobrecarga del estómago, a menudo letal. Sí­ntomas avisadores son aumentos del peso de varios gramos dentro de pocas horas.

Compruebe con regularidad tentando cuidadosamente si el cuerpo del pájaro está bien rellenado pero todaví­a blando y flexible. Una barriga dura como una canica significa un estado de máxima alerta (entonces dejar de alimentar y hacer otra inyección con preparados de restablecimiento por el veterinario).

 

Puede durar varios dí­as hasta que un juvenil fuertemente demacrado quede estabilizado, y aunque se alimente con mucho cuidado el estómago puede endurecerse una y otra vez. Pero si se alimentan estrictamente pequeñas porciones bien digeribles en perí­odos cortos, tales situaciones graves sucederán muy rara vaz.

 

El medicamento "Pancreon" que se vende en las farmacias en forma de granulado, y que fomenta la digestión, ha dado buenos resultados en tales pacientes. 3-4 veces al dí­a se aplastan 1-2 bolitas, se pone este polvo en un grillo y se lo da al paciente durante 1-2 dí­as.

 

Hasta que el paciente quede estabilizado, la pausa nocturna de alimentación no deberí­a durar más de 4-5 horas. Después se puede empezar a alimentar de la forma normal y se puede tomar el descanso merecido habitual.

 

¿Cómo alimento a un vencejo?

 

A diferencia de juveniles aves cantores los vencejos juveniles no abren el pico automáticamente cuando los humanos queremos alimentarlos, es decir, no piden con el pico abierto. Y un vencejo adulto, que está acostumbrado cazar su alimento de insectos en maniobras aéreas rasantes por el cielo, ni siquiera piensa en abrir el pico voluntariamente. Ya ha ocurrido que vencejos juveniles casi habí­an muerto de hambre porque no comí­an del cacharro ofrecido o que los pollos no se alimentaban porque se pensaba que estarí­an satisfechos, como no pedí­an con el pico abierto, y que, si tuvieran hambre ya pedirí­an por comida.

 

Un reflejo similar, en cambio, puede ser provocado muy fácilmente tocando con el dedo (lavado y desinfectado) suavemente el lado izquierdo del pico del vencejo juvenil (véa también bajo „ví­deos de alimentación“). Si el pájaro no está angustiado, en estado de choque o demasiadio debilitado, pondrá rápidamente su pico sobre el dedo y empezará a chupar intensamente. Está esperando en este momento la bolita de insectos que sus padres le colocarí­an en la garganta. (Piensa que el dedo es la cabeza del vencejo adulto).

Juvenil chupando - ¡Socorro! - ¿Cómo alimentarlo ahora? © E. Brendel

 

Podemos utilizar este reflejo para poner con una pinza los insectos alimenticios rápidamente en la garganta del pollo, por detrás del dedo. ¡Suena fácil pero es muy complicado! Porque el vencejo juvenil no tiene mucha paciencia con nosotros. Está siguiendo una cadena de reflejos programados: el adulto viene con comida, pico sobre la cabeza, recibir la bola de alimento. Si esta cadena se interrumpe, p.ej. cuando el dedo del cuidador inexperto no quiere quedarse en el pico, o los grillos no vienen suficientemente rápidos, entonces el joven vencejo está confundido, lo intenta una o dos veces más para quedar después en huelga. Ya no abrirá el pico voluntariamente, lo hambriento que esté. El humano torpe lo ha hecho de manera tan tonta que el vencejo queda tí­mido y desconfiado.

 

Y ahora lo tenemos muy difí­cil. Ahora hay que alimentar „a la fuerza“, pero sin violencia y suavemente, para que no resulte en tortura. El pico de un vencejo es una construcción extremadamente frágil y sensible. Si uno lo quiere abrir necesita mucha habilidad para no dañarlo o producir callos causados por presión. También puede deformarse o quebrarse. Siéntese cómodamente a la mesa, ponga una toalla limpia y sitúa el vencejo encima. Fí­jelo cuidadosamente con la mano izquierda. Tape el torso del animal con un pañuelo de tela para evitar que la grasa de la piel humana ensucie el plumaje. Si no se tapa el plumaje, el pájaro se ve grasoso después de cierto tiempo. Sobre todo desmejora la capacidad de aislamiento del plumaje corporal que es imprescindible para sobrevivir en grandes altitudes donde después vuelan los vencejos.

 


Un puesto de alimentación en la clí­nica de vencejos
Se colocan los grillos con la pinza en la garganta © C. Haupt

No fije el vencejo más de lo necesario para evitar que reaccione instintivamente con formas de defensa y escape, por ejemplo tiene la costumbre de moverse, al ser nutrido, bajo la mano y el pañuelo hacia atrás, por lo cual el cuidador inexperto ya está sudando antes de haber podido poner el primer grillo en la garganta de su protegido.

 

Fije entonces el vencejo y su cabeza suave pero firmemente, abra el pico frágil con el í­ndice de la mano derecha muy cuidadosamente, poniendo sin fuerza o presión la uña entre la parte superior e inferior del pico. Con el í­ndice de la mano izquierda, la cual está fijando el vencejo, se mantiene el pico cuidadosamente un poquito abierto.

 

Ahora hay que poner el insecto alimenticio con mucho cuidado mediante una pinza obtusa con punta redondeada (pinza filatélica, pinza anatómica) muy atrás en la faringe, sobre y detrás de la lengua. Cierre el pico. Después pase el dedo por fuera del cuello hacia abajo para provocar el reflejo de deglución. Acariciar el cuello fomenta la amistad y el vencejo lo califica como medida para crear confianza.

A veces puede tragar mejor cuando se moja el grillo antes con agua.

 

Esté Ud. preparado que su vencejo escupe el alimento repetidamente hasta que Ud. conozca el paño. Aquí­ necesita paciencia, comprensión y mucho tacto. Claro que este método de alimentación es muy inhabitual y una exigencia excesiva para un vencejo, no va a acostumbrarse fácilmente. Gritando y sin tener paciencia le asustarí­a aún más y con una dolorosa quebradura del pico por inadvertencia la alimentación se volverí­a en tortura a la cual el vencejo se opondrí­a con toda fuerza.

 

Cuanto más joven es su vencejo, más fácil será que "se adhiere" a su dedo. Ud. puede entonces empujar los grillos en la garganta imitando así­ el movimiento de la cabeza de los pájaros padres. Esto funciona a veces también con los adultos cuando estén muy hambrientos.

Algunos adultos aprenden a coger los grillos que se les ofrecen de la pinza o del dedo ¡sin abrirles el pico con la mano! Pero esto no es la norma. En la mayorí­a de los casos hay que abrirles el pico a los adultos y también a los juveniles casi volantones de la manera descrita para alimentarlos.



 

¿Tengo que dar a los vencejos agua además de la comida?

Antes del inicio de la alimentación, facilite a los vencejos unas gotas de agua acercándolas con las pinzas a la punta del pico. Entonces, observe por sí­ mismo si beben o rechazan el agua. Las necesidades de lí­quidos de los polluelos generalmente están cubiertas por el alimento. Los grillos contienen por sí­ mucha humedad, y cuando se han descongelado en agua tibia, los vencejos no suelen necesitar beber adicionalmente.
Pero dependiendo de la hora del dí­a y del tiempo, esto puede variar. Después de la noche o en dí­as muy calientes, los vencejos pueden tener mucha sed. Las membranas mucosas de la garganta deben estar siempre bien húmedas y brillantes; si están secas son puntos de entrada para gérmenes que pueden causar inflamaciones peligrosas de la faringe.

 

 

vencejo recibe agua con pinza © E. Brendel
infrecuente pero posible: vencejo adulto, comiendo y bebiendo solo.

 

Defecación


Un signo claro de una buena dieta es el excremento del vencejo. Este debe ser de consistencia media, oscuro, rodeado por una cobertura o membrana blanca y elástica. Heces lí­quidas, con olor o con forma de hilo verdoso o negro son sí­ntomas de una alimentación incorrecta.
Retire los excrementos tan pronto como sea posible, o coloque papel absorbente, que debe ser renovado cuando sea necesario, para que no se manche el plumaje de los vencejos. En la naturaleza, las aves adultas eliminan las heces de sus polluelos para que sus plumas no se manchen. Si las plumas se ensucian con excremento, se pueden limpiar cuidadosamente con agua tibia.


Bolitas de heces de un juvenil sano, alimentado con insectos. © I. Polaschek
Heces hediondas de un vencejo enfermo, alimentado con carne triturada © I. Polaschek

Buchenstraße 9
D-65933 Frankfurt

Tel.:+49(69)35 35 15 04
¡Acogemos solamente vencejos!
 
inicio  ·  Información legal  ·  Cómo llegar  ·  índice ·  deutsch english italiano français polski